04 junio 2013

Piensa, Aliméntate, Ahorra. DMMA-2013

La producción global de alimentos ocupa un 25% de la superficie habitable, un 70% de consumo de agua, un 80% de deforestación y un 30% de gases. Es por tanto una de las actividades que más afectan a la pérdida de biodiversidad y a los cambios en el uso del suelo. Si desperdiciamos comida, significa que todos los recursos empleados para producirla también lo son. Así por ejemplo, producir un litro de leche supone gastar 1.000 litros de agua o producir una hamburguesa 16.000 litros... Todas este consumo y emisiones de gases producidas durante el proceso habrá sido en balde si desechamos alimentos.

Mañana día 5 de Junio se celebra el Día Mundial del medio Ambiente, con el lema: Piensa. Aliméntate. Ahorra, una campaña para de reducir los desechos y las pérdidas de alimentos.

El impacto de los desechos alimenticios no es sólo financiero, sino tambien medioambiental. El medio es uno de los grandes afectados por los desperdicios, ya que estos suponen el uso de fertilizantes y pesticidas. Además, el empleo de gasolina para su transporte genera metano, uno de los gases más dañinos para el efecto invernadero (23 veces más potente que el dióxido carbono) y el cambio climático.

Algunos hechos:
  • Cada año se pierde o desecha aproximadamente un tercio de la comida producida en todo el mundo para consumo humano. Los consumidores de los países ricos malgastan prácticamente la misma cantidad de comida que la producción neta de alimentos del África Subsahariana.

  • Los desechos y comida que se pierden cada año equivalen a más de la mitad del cultivo de cereales mundial. La pérdida y desperdicio de alimentos suponen, además, un importante gasto de agua, tierra, trabajo y capital favoreciendo el efecto invernadero, el calentamiento global y el cambio climático.

  • En los países desarrollados la mayor parte de las pérdidas se producen en los hogares y en el proceso de comercialización, mientras que en las naciones del tercer mundo los problemas se centran en la ineficiencia de las técnicas agrícolas, fallas en el almacenaje y transporte de las cosechas.

  • En Estados Unidos se desechan cada año un 30% de todos los alimentos producidos. Se calcula que la mitad del agua empleada para la producción de esos alimentos también es desperdiciada. En Europa se despilfarran 179 kilos de comida por habitante al año. Algo parecido pasa en Reino Unido donde los desechos generados por una familia alcanzan alrededor de un tercio de la comida comprada. Esto significa que aproximadamente un 32% de los alimentos que se compran cada año no se consumen. La mayor parte de los desechos alimenticios podrían haberse evitado y haberse comido si hubiesen sido mejor gestionados.
  • El desecho de materias orgánicas en Estados Unidos es el segundo componente más abundante de los vertederos, que son a su vez la principal fuente de emisión de gas metano.
Fuente: Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente. DMMA 2013


Más vídeos en Antena3

No hay comentarios :

Deja un comentario: