24 junio 2012

Energía Geotérmica, vídeos y animaciones flash

Geotermia es una palabra de origen griego, deriva de geos, que quiere decir tierra, y de thermos que significa calor. Se emplea indistintamente para designar tanto a la ciencia que estudia los fenómenos térmicos internos del planeta como al conjunto de procesos industriales que intentan explotar ese calor para producir energía eléctrica y/o calor útil al ser humano.



Podréis ver un vídeo resumen sobre estos procesos industriales accediendo al siguiente enlace.





La energía geotérmica, ha sido utilizada por el hombre desde la antigüedad (termas romanas, baños turcos, curas balnearias, etc....). Hasta hace relativamente pocos años, la utilización de la energía térmica de la Tierra ha estado restringida a regiones del planeta, como Islandia, donde condiciones geológicas favorables hacen posible la transferencia de calor desde zonas calientes profundas hasta la superficie, o muy cerca de ella. Como consecuencia de las crisis energéticas del siglo XX, en los países del Norte de Europa y de América, se vienen empleando técnicas de intercambio geotérmico que utilizan circuitos cerrados de agua con anticongelante, instalados en sondeos poco profundos o enterrados a muy poca profundidad en el terreno, junto con bombas de calorGeothermal Heat Pumps(GHP’s), para satisfacer necesidades de calefacción, refrigeración y producción de agua caliente sanitaria en viviendas unifamiliares y edificios comerciales.

En el siguiente vídeo podréis dar un repaso al aprovechamiento de la energía geotérmica a lo largo de la historia:


Existen diferentes opciones de clasificar la energía geotérmica, pero la más comunmente utilizada es la clasificación por temperaturas (entalpía). A continuación podemos ver dicha clasificación y sus diferentes utilizaciones.
  • Alta temperatura (más de 150 ºC): Utilizada directamente en turbinas de vapor para generar electricidad.




    • Media temperatura (entre 90 y 150 ºC): Permite producir energía eléctrica utilizando un fluido de intercambio, que es el que alimenta a las centrales.
    • Baja temperatura: (entre 30 y 90 ºC): Su contenido en calor es insuficiente para producir energía eléctrica, pero es adecuado para calefacción de edificios y en determinados procesos industriales y agrícolas.
    • Muy baja temperatura (menos de 30 ºC). Puede ser utilizada para calefacción y climatización doméstica, necesitando emplear bombas de calor, (GHP’s).



    A continuación figuran algunas de las animaciones flash sobre este tipo de fuente de energía que podemos encontrar en la web:





    Otras animaciones flash:

    No hay comentarios :

    Deja un comentario: